Protégete del sol este verano

La temporada de verano y el sol están en su máximo apogeo. Disfruta tus vacaciones, ya sea en la playa o en la ciudad, y aprende a protegerte del sol este verano.

Exponerse al sol sin protección daña la piel y los ojos, y puede provocar envejecimiento prematuro, manchas, e incluso cáncer. Sigue nuestros consejos y aprovecha los beneficios de tomar el sol sin sufrir las consecuencias.

Evita exponerte al sol las primeras horas del día. Los rayos UV están en su apogeo aproximadamente entre las 10 y 16 horas del día, por lo que si necesitas exponerte al sol entre ese horario, debes tener especial cuidado.

Por otra parte las cremas de protección no sólo sirven para ir a la playa, sino que también es aconsejable aplicarlas cuando salgas a dar un paseo por los parques y jardines de la ciudad o simplemente ir al mercado, incluso trabajar en descubierto son momentos de exposición que requieren nuestra atención igual que si estuviésemos en la playa.

La piel tiene memoria, perdona la quemadura solar pero no la olvida

Usa protección contra el sol, incluso en los días nublados. Las nubes y la niebla no lo protegen del sol y pueden incluso intensificar los rayos UVB.  Los filtros solares son productos tópicos que contienen sustancias con capacidad de absorber, reflejar o dispersar la radiación solar evitando su penetración en la piel.

El objetivo de su uso es prevenir las quemaduras solares, disminuir el riesgo de cáncer cutáneo y de envejecimiento prematuro cutáneo y aminorar el riesgo de aparición de enfermedades provocadas por el sol.

La hidratación siempre es importante, sobre todo en época de verano.  Bebe líquidos constantemente (agua, jugos naturales) y usa cremas corporales que aporten nutrición a tu piel.

Las prendas anchas puede favorecerte más de lo que imaginas. Elige usar pantalones y camisas/blusas largas para protegerte del sol; además, características como el color, el material de la tela y el grosor influyen en el grado de protección que tu ropa te ofrece. También puedes usar complementos como gorras, sombreros y lentes de sol. ¡Nunca fallan!

Muy pocas veces somos conscientes del daño que los rayos solares causan sobre nuestra piel; aún cuando los efectos no son visibles inmediatamente o a corto plazo, el daño se va acumulando con el paso del tiempo.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

clear formPost comment