El espacio ideal para las clases en línea




Los amplios ventanales y espacios como los de TRIO, ayudan a lograr una mejor concentración.

La educación en casa se ha convertido en una nueva normalidad que ha afectado a la gran mayoría. Al principio un espacio en la sala o el comedor eran suficientes, pero poco a poco se han descubierto factores que merman en el desempeño de las clases, pues es normal que haya distracciones para conseguir el bienestar y uso eficiente del tiempo para estudiar.

Delimitación de espacios

Primeramente se debe adecuar un espacio donde esté garantizada una buena conexión a internet, para ponerse en el ‘mood’ de un salón de clases. Al tener un sitio únicamente para el estudio ayuda a programar a los niños o jóvenes a que se concentren. Si se mezclan espacios como tomar clase un día en la recámara (evítala por completo) y otro en la sala, se mandan mensajes cruzados y complica más la labor de concentración.

Iluminación

Entre más luz natural mucho mejor y una de las grandes bondades con las que cuentan las casas de TRIO son los espacios donde los rayos del sol iluminan zonas para tomar clases, preferentemente cerca de una ventana, terraza o balcón. Si habrá alguna sesión por la noche, apoyarse con iluminación artificial suficiente que no invite a irse a dormir, también para proteger los ojos y mantener el enfoque.

Ruido

Otro aspecto clave para disponer de un buen espacio de estudio es que no haya interferencias ni ruidos. Para bloquear los sonidos distractores se pueden usar cascos o sonidos de lluvia o ruido blanco de fondo. Hay sitios web y aplicaciones con muestras de estilos.

Muebles adecuados

Lo ideal es contar con un escritorio donde se pueda acomodar la computadora o laptop, los libros y cuadernos, eso sí mantener la armonía del orden, solo colocar los elementos a usarse por materia, ya que el desorden genera distracciones. En caso de no tener uno buscar una mesa amplia y una silla cómoda que garantice siempre tener la espalda recta.

Administra el tiempo

Algunas clases no son en vivo, pero no significa que se llevará todo el día en una materia. Como en el salón de clase normal debe haber horarios, para así fijarse metas de estudio relacionadas con el tiempo, esa ligera presión incluso pudiera ser benéfica para lograr enfocarse. Entre mejor organizado esté el tiempo el niño no sentirá tanto esfuerzo.

Actitud positiva

El éxito de un buen aprendizaje va de la mano de una actitud positiva, que muchas ocasiones no estará al 100 por ciento, por el entorno del encierro y tanto papás como estudiantes se pueden apoyar por medio de frases cortas para recobrar la motivación. /media/top5/casastriooct.jpg

Artículos relacionados