Infonavit aprueba Políticas de Crédito que favorecerán a trabajadores




A partir del 21 de mayo de este año, entró en vigencia la reforma a la Ley Infonavit, una serie de cambios que influyen a la hora de cotizar, solicitar, obtener y pagar créditos hipotecarios.

El pasado mes de mayo, el Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda de los Trabajadores (INFONAVIT) dio a conocer los cambios y reformas en sus esquemas a través de un comunicado disponible en su página oficial.

En dicho boletín, entre otras cosas, se explican reformas en las políticas de crédito, mismas que favorecerán a millones de familias mexicanas que están a la espera de poder calificar para la obtención de un crédito para la vivienda.  Uno de los aspectos más comentados ha sido la modificación al esquema de puntos de precalificación, que pasó de requerir 116 a requerir 1080 puntos como mínimo; no obstante, también se cambiaron otras condiciones respecto a los préstamos y pagos de un crédito ¿cuáles son? Adquisición. Como se puede leer en el comunicado emitido por el organismo, ahora será posible hacer uso de los préstamos otorgados para la adquisición de suelo, construcción, ampliación, remodelación, pago de pasivos, refinanciamiento de adeudos relacionados con una casa y créditos a garantizar con el saldo de la subcuenta de vivienda.  Criterios de vivienda. El instituto ahora supervisará que el inmueble deseado cumpla con requerimientos de seguridad mínimos, así como acceso a servicios básicos, cumpla con requisitos indispensables para garantizar la seguridad física de los habitantes, tanto dentro del inmueble como en los alrededores.  Relaciones laborales. En materia de relaciones laborales vigentes y no vigentes, ahora será posible obtener un crédito para aquellas personas que cumplen con los requisitos de precalificación y con el mínimo de 1080 puntos, pero que actualmente no cuentan con una relación laboral vigente. Es decir, si has trabajado durante años, tienes 1,080 puntos, pero ahora mismo eres desempleado, es posible calificar.  Tasas de interés mínimas. El interés sobre los créditos otorgados ha disminuido del 12% a un rango entre el 1% y el 10.45%, esto según el salario obtenido por el solicitante; una persona que gana el salario mínimo sólo deberá pagar entre el 1% y el 2% de interés, mientras que aquellos que ganen más de $16,000 pesos al mes tendrán un interés de 10.45% sobre su préstamo.  Mensualidades fijas. Ligado con el punto anterior, se aclara que las mensualidades siempre serán iguales, aún si el trabajador accede a un salario mayor o cambia de empleo, inclusive si es desempleado, el interés no será variable y la mensualidad será la misma durante todo el tiempo en el que se pague el crédito.  Monto máximo.  Mientras que años atrás, el monto máximo de crédito no rebasaba los 2 millones de pesos, a partir del 21 de mayo la cantidad máxima que otorga Infonavit es de $2,144,897 pesos.  ¡Ahora ya lo sabes!

Artículos relacionados